Inicio

En La Casa de la Música, todos los sones tienen lugar

E-mail Imprimir PDF

En La Casa de la Música, todos los sones tienen lugarArriba, 13 policías ensayan las tonadas de un ritmo pegajoso que invita a la rumba; abajo un guitarrista argentino comparte su saber con un grupo de estudiantes; al lado, 30 músicos emanan la melodía de un tango; bajando otro nivel, cerca de 150 jóvenes y niños pulen la interpretación de una banda sonora; y más abajo, la Banda Sinfónica de la Universidad de Antioquia, brinda un concierto a los visitantes del lugar.

Mientras afuera, en el Parque de los Deseos, los niños juegan y aprenden, y las parejas y los amigos descansan bajo el sol de la tarde, La Casa de la Música, en todos sus niveles, vibra al compás de múltiples sones.

Instrumentistas, directores, cantantes han encontrado, en ésta, el refugio soñado para ensayar su repertorio con tranquilidad y comodidad.

“Este es un lugar muy bacano, muy apropiado. Antes llegábamos a un salón y había que recoger el desorden, o eran salones muy pequeños. En cambio, aquí llegamos a ensayar a un lugar limpio y con la comodidad suficiente”, señala Juan David Herrera, al lado del violonchelo que interpreta en la Red de Escuelas de Música de Medellín.

A través de unos grandes ventanales transparentes, es posible ver a Juan David y los más de 100 compañeros que llegan de todos los barrios, quienes, atentos y muy juiciosos, acatan las indicaciones de los directores.

Desde afuera se ve, pero difícilmente se escucha, porque La Casa de la Música, fue diseñada con las condiciones acústicas necesarias para que tantos grupos puedan ensayar al mismo tiempo.

“Se ve que es un lugar pensado para la música. Está hecho y recibido con amor”, dice Guillermo Darío Martel, un guitarrista argentino que está de visita para dar unos talleres y que ha encontrado en este espacio una grata sorpresa: “Uno se imagina un lugar de estos en Europa, pero no esperaba verlo aquí. Además, se nota el gran sentido de pertenencia que hay, por la forma en que lo cuidan y valoran”.

Y mientras atrás se va dejando el sonido de las guitarras, y se empieza a subir hacia la terraza, el sabor de la conga, el saxo, las trompetas, el trombón, la guitarra y el teclado, se toman el lugar.

Vestidos con su uniforme, los integrantes de la Orquesta de la Policía Metropolitana de Medellín, hacen lo propio. Sus tones y sones se dispersan por el aire que circula libre en el lugar.

La brisa, el silencio y la calma son condiciones que la Orquesta disfruta desde hace un año y medio, cuando la Alcaldía de Medellín los motivó a conocer La Casa de la Música.

“Ahora estamos amañadísimos. Es el ambiente que buscamos. Además, es una experiencia muy bonita que nos permite compartir con músicos de gran nivel. Ellos, a veces, nos colaboran cuando tenemos alguna duda, o queremos aprender algo”, cuenta el director de la Orquesta, Intendente Germán Garzón Cortés, quien, además, interpreta el trombón.

Dice, también, que ha sido la oportunidad para que sus compañeros se acerquen a otro tipo de música, como la clásica. “Estábamos encerrados; ahora tenemos contacto con otra música”.

Y como buen policía, valora la seguridad, pues La Casa de la Música cuenta con las bodegas necesarias para guardar los instrumentos de las diferentes agrupaciones.

A cambio de tanta dicha, los músicos ofrecen el mejor pago: Conciertos gratuitos para toda la comunidad.

El turno esta tarde es para la Banda Sinfónica de la Universidad de Antioquia. Los niños y sus padres dejan los juegos y llegan, atraídos por los sonidos de una pieza clásica, seguida por “la canción de la Pantera Rosa”, como dicen alguno de los pequeños, y por alguna partitura colombiana.

Entre los espectadores está Alina Vargas Rengifo, que escucha entretenida, mientras carga a uno de sus niños: “Vine con mis hijos y mi sobrino para que se divirtieran con el agua, la arena, pero me encontré de sopetón con este concierto y me parece muy bueno. A mí me gusta y, vea, a ellos también”.

Así, de arriba abajo, adentro y afuera, la música se ha tomado el lugar porque, definitivamente, está en su casa.

Información relacionada:

Sitio web La Casa de la Música (Fundación EPM)

Jóvenes talentos suenan en la Casa de la Música. Junio 10 de 2009

La Casa de la Música recibe donación de instrumentos del BID. Marzo 31 de 2009
 

Actualizado ( Miércoles, 01 de Julio de 2009 15:36 )  

Información relacionada